viernes, 2 de diciembre de 2011

El clown feliz

        Esta mañana he estado con Pierre Étaix. Hemos organizado una ronda de entrevistas con él.


        Tenía ganas de conocerle. Es una leyenda del cine francés, el heredero de Jacques Tati. Entre otros premios ha ganado un Óscar por su cortometraje 'Feliz aniversario' (1962) y una Concha de Oro en San Sebastián por el largo de episodios 'Mientras haya salud' (1966). Recientemente estuvo en Hollywood donde le dieron otro Oscar honorífico por su carrera en un acto en el que participaron Geneviève Bujold y Leonard Maltin. Siempre me gustó Bujold, pero no estamos hablando de eso. Hablamos de Pierre Étaix.
        Étaix ha llegado acompañado de su mujer, Odile. Ella le conoció haciendo una tesis doctoral sobre él y Jerry Lewis.






        Pierre y Odile Étaix han sido un encanto, austeros, amables, sencillos, elegantes.
        Todo habían sido problemas hasta su llegada a la Filmoteca, que si a las diez no daba entrevistas, que si esto, que si lo otro, pero ha sido entrar en el Rialto y a partir de entonces todo ha ido de maravilla.


        Me he quedado con algunas frases sueltas que ha ido diciendo después y antes de las entrevistas. Una que me ha chiflado, se la ha dicho a amigo Ferran Bono, de vuelta a Valencia tras su experiencia en Madrid como diputado. Al acabar la entrevista que les ha concedido a él y a Alfons García, Étaix ha dicho una frase para esculpir: "Hago muchas declaraciones, pero la verdad es que tengo pocas certezas".
        Otra: "El clown debe amar su trabajo; el clown triste es una imagen de la literatura, de la pintura, pero no es real. El clown debe ser feliz."
        Y una última, una joya, complementaria de la anterior: "Todas mis películas en realidad son actos de amor".
        Os dejo un enlace de su trabajo, precisamente de su película 'Yo Yo', que él presentará esta tarde en Valencia, en la sala Luis G. Berlanga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario